MARXISMO Y ANARQUISMO

Marxismo y anarquismo son ideologías filosóficas muy similares. Ambas tienden de una forma u otra al socialismo. Por un lado, el marxismo es una corriente política y filosófica además de modelo teórico basado en la filosofía desarrollada por Karl Marx. Y por otro lado, anarquismo es el nombre dado a toda filosofía política o social que llama a la oposición y la abolición del Estado entendido como monopolio de la fuerza, y por extensión también al rechazo de todo gobierno político o de toda autoridad social impuesta por la fuerza sobre el individuo, por considerarlos innecesarios o nocivos.

Ambas ramas han realizado una crítica al capitalismo y han buscado una alternativa para sustituirlo.

Pero, ¿qué es el capitalismo? El capitalismo es un sistema social y económico que se encuentra en constante movimiento y cambio, derivado de la utilización de la propiedad privada sobre el capital como herramienta de producción, que se encuentra constituido por relaciones empresariales vinculadas a las actividades de inversión y obtención de beneficios, así como de relaciones laborales, tanto autónomas como asalariadas subordinadas libres, con fines mercantiles. El nombre de sociedad capitalista se adopta debido a que el capital como relación de producción se convierte dentro de esto en un elemento económicamente predominante.

Ahora que ya sabemos las definiciones, vamos a hacer una breve comparación entre anarquismo y marxismo.

Desde el anarquismo se dice, respecto al marxismo, que la libertad no se puede alcanzar mediante la dictadura, el bienestar no se puede alcanzar desde la miseria, la participación activa del pueblo no se puede alcanzar desde un centralismo absoluto, la solidaridad no se puede imponer a la fuerza, el humanismo no se logra desconociendo las características e intereses de los individuos, así como la abundancia, independencia y equidad económica no se puede lograr monopolizando la propiedad por parte del Estado.

El capitalismo y el marxismo son sistemas irremediablemente contrapuestos. Uno de ellos está vigente y el otro aún se mantiene como utopía. En todo caso… a día de hoy, el debate continúa.

Primera entrada del blog

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace “Editar” para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada. Si lo prefieres, puedes utilizar esta entrada para contar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él. Si necesitas ayuda, contacta con los simpáticos miembros de los foros de ayuda.